martes, 13 de enero de 2009

ERMANNO SCERVINO

Uno de los 3 vestidos que mi madre me ha regalado por navidad y algunas os preguntareis quien es ERMANO SCERVINO.

one of the 3 dresses that my mother present me for christmas and some of you would ask how is Ermano Scervino?

Para las italianas es de sobra conocido, entre las españolas probablemente solo les suene a las más aplicadas lectoras de revistas de moda italiana o en cualquier caso a fashionistas de carnet.

Ermanno Scervino, es una de las nuevas glorias del diseño toscano, que desde hace unos años ha recibido ya el reconocimiento nacional.

Sus prendas van dirigidas a una mujer urbana, hiperfemenina y con un punto sexy que no sobrepasa los límites del buen gusto. El interés por los tejidos, los bordados particulares (muchos hechos a laser) y los acabados de calidad, hace que cada pieza de la colección resulte distinta. Sus colecciones e identifican rápidamente, algo que solo se consigue cuando la trayectoria de la firma está verdaderamente consolidada.

El “must have” de la marca son sus maravillosas parkas y plumas que adornadas con pieles y pasamanerías resultan una auténtica joya dentro del armario de cualquier amante de la moda.

Pero la historia de la marca tiene un trasfondo tan interesante como sus propias colecciones. Quizás un poco truculenta, pero desde luego muy ilustrativa sobre lo habituales que resultan algunas artimañas dentro del mundo de la moda.

Ermanno Scervino, como marca nace en 1999, cuando se asocian Ermanno Daelli y Tony Scervino.

Ermanno Daelli, el creativo de la firma, tras trabajar durante algún tiempo en Londres y París, regresa a Florencia y comienza a trabajar para una empresa de confección en la que la propietaria, percatándose del talento de su empleado, comienza a comercializar las prendas con el nombre del diseñador.

El éxito fue rotundo por lo que pronto se comenzaron a abrir tiendas con el nombre de Ermanno Daelli en sitios tan exclusivos como la Via Roma de Florencia (tienda hoy cerrada), Forte dei Marmi (en la zona de Viareggio), o Cortina d’Ampezzo.

Pasó el tiempo y aparecieron diferencias entre la dirección de la empresa y el diseñador, que tuvo que abandonar la firma y ver como delante de los tribunales le negaban toda posibilidad de utilizar su nombre para fines comerciales.

De todas formas , y como el tiempo suele poner a cada uno en su lugar…, la directora de la empresa se quedó con el nombre pero no con el talento.

Desde que Ermanno conoció a Tony Scervino, los abrigos de doble faz más bonitos han dejado de apellidarse Daelli para llevar la etiqueta de Ermanno Scervino.

La sede de la empresa está emplazada en una preciosa villa en las colinas de Florencia, y la tienda principal se encuentra en la céntrica piazza Antinori, nº10r.

La firma tiene varias líneas, “Scervino hombre”, “Scervino Street" (una segunda línea más accesible),” Servino Junior” y naturalmente todo un mundo de accesorios que complementa el estilo de las adictas a sus creaciones.

Desfila en Milán y venden sus prendas a tiendas multimarca de todo el mundo.

Aunque en España no es un nombre muy conocido, sé que existen tiendas que cuentan con algunas cosas de la colección, (en Coruña, por ejemplo hay una en la calle Emilio Pardo Bazán que vende sus zapatos) y en lugo en el centro hay otra tienda que vende su ropa. 


No hay comentarios: